INSA banner 2019

PRODUCTORES DE TRIGO CONTARAN CON SEGURO AGRICOLA PATROCINADO POR EL ESTADO

MDRyT – INSA Santa Cruz, febrero de 2020.- El Instituto del Seguro Agrario (INSA) y la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA) visibilizaron la necesidad de congregar esfuerzos institucionales para otorgar seguridad financiera a los productores de trigo frente a la incertidumbre del clima mediante la transferencia del riesgo a través de seguros agrícolas.

En ese sentido se procedió con la suscripción del convenio entre el INSA y la EMAPA, mismo que permitirá el intercambio de información productiva y estadística, coordinar acciones técnicas de gabinete, con el objetivo final de cubrir las necesidades de aseguramiento de los productores, que posteriormente serán ejecutadas por las compañías de seguro, enmarcado en el Programa Multisectorial de Fomento a la Producción del Trigo – PMFPT.

El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (ANAPO), Marcelo Pantoja, señaló que este acuerdo permitirá facilitar el acceso a un seguro agrícola para productores trigueros principalmente a los pequeños productores, “Estas iniciativas son importantes para continuar generando condiciones que incentiven la producción de este importante alimento estratégico para todos los bolivianos, como productores confirmamos nuestro compromiso de seguir produciendo alimentos que garanticen la soberanía alimentaria del país", dijo.

Así también, Freddy Melgarejo representante de pequeños productores de San Julián, manifestó que esta solicitud de contar con un seguro agrario viene años atrás y agradeció que ahora ambas instituciones hagan posible este pedido, “con este convenio se motiva al productor para que vuelva a sembrar, ahora nosotros tenemos una garantía y no estamos sin respaldo como antes”.

Por su parte el Director General Ejecutivo del INSA Erik Murillo, explicó que el trigo es un producto estratégico en el país por la importancia que tiene en el consumo nacional que llega, de acuerdo al INE, a 78 Kg./per cápita. La producción nacional de éste cereal llegó a 240.923 Toneladas para 2018 mientras que la demanda interna es de alrededor de 850.000 Tn, según datos del Observatorio Agroambiental y Productivo para 2018.

“Si bien este déficit en la producción es preocupante, la disminución de esta brecha, a través del incremento de la producción, se constituye también en un verdadero desafío y oportunidad para miles de compatriotas Bolivianos ligados a la cadena de agregación de valor de este importante alimento” señaló.

Para finalizar Murillo mencionó que está claro que el Estado, al coparticipar y asumir gran parte del riesgo de la producción a través del subsidio a la prima del seguro para la producción del trigo, estará también motivando las inversiones, en el marco de una alianza que brinde el respaldo necesario a los agricultores, entidades financieras y entidades públicas que trabajan en el rubro.

Fotografías