INSA banner 2019

ENTIDADES GUBERNAMENTALES REALIZAN EVALUACIONES CONJUNTAS PARA DETERMINAR DAÑO A LA PRODUCCIÓN AGRÍCOLA

MDRyT La Paz, febrero de 2020.- En trabajo conjunto el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras y el Viceministerio de Defesa Civil, ejecutan un plan de evaluaciones a diferentes regiones del país que reportaron afectaciones en el desarrollo de sus cultivos como efecto de diferentes eventos climáticos registrados en estas últimas semanas.

Lucio Tito - Director General de Desarrollo Rural y Agropecuario del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, señaló que este despacho a través de su brazo operativo el Instituto del Seguro Agrario (INSA), tiene personal técnico capacitado que se encuentra realizando evaluaciones en campo para determinar la superficie de producción que se vio afectada.

Por su parte Cristian Aliaga Director de Estudios Productos y Riesgos del INSA explicó que son tres los pasos para acceder al Seguro Agrario en su modalidad para la agricultura familiar: i) Registro de cultivos; ii) Evaluación de daño; se verifica el nivel de afectación del cultivo y si es mayor al 60% se procede al tercer y último paso iii) Indemnización. Para estos pasos resaltó la participación activa que tienen las autoridades municipales, dirigentes comunales y los productores.

Por su parte Tito expresó que son 4 los departamentos que reportaron afectaciones en su producción, entre ellos Potosí, Chuquisaca, Oruro y La Paz en más de 58 municipios con una superficie reportada como siniestrada de 6.524 hectáreas, siendo los cultivos con mayor frecuencia de afectación maíz, papa, quinua y algunos frutales.

"Es muy importante conocer que: habitualmente sólo un 20% de la superficie reportada como afectado se encuentra con pérdida total, siendo que el otro 80% por lo general tiene un proceso de recuperación paulatina". Bajo ese contexto de las más de 6 mil hectáreas reportadas como afectadas, cerca de 1.200 hectáreas tendrían un daño significativo". Ambas autoridades coincidieron que la superficie afectada en el país implica menos de un 0,1% del total cultivado en Bolivia, por lo cual no tiene influencia sobre la disponibilidad de productos de la canasta familiar.

Fotografías