INSA banner 2019

En 7 años de implementación, el INSA indemnizó 107 millones de bolivianos a productores afectados

Recordando 8 años de vida y 7 de implantación del Instituto del Seguro Agrario INSA ha llegado a indemnizar a más de 140 mil productores con indemnizaciones que superaron los 107 millones de bolivianos. Esta entidad es una política de estado creada en la gestión del presidente Evo Morales Ayma el año 2011, a través de la Ley No.144 como parte del proceso de la Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria para la seguridad y la soberanía alimentaria.

La referida Ley crea el Instituto del Seguro Agrario – INSA bajo tuición del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, con la finalidad de asegurar la producción agraria ante los efectos de fenómenos climáticos adversos para la agricultura. Actualmente se halla en vigencia la modalidad de seguro orientado a proteger a la agricultura familiar, en la cual el Gobierno del Estado y los Gobiernos Autónomos Municipales (en los últimos años) asumen el riesgo de la actividad, resultando en un tipo de seguro gratuito para el productor. Los objetivos de esta modalidad de seguro son: precautelar a seguridad alimentaria de los productores que pierden sus cultivos, motivar la siembra renovada de cultivos pese a la perdida anterior, apoyar los medios de subsistencia para reducir la migración y la desagregación familiar, en suma, fortalecer las fuerzas productivas que abastecen de alimentos a la población.
Las actividades del Seguro Agrario, conjuntamente otras políticas de estado, componen un sistema integral de gestión del riesgo para mejorar la vida en el campo, atendiendo prioridades del área rural como son: la disponibilidad de agua, salud, educación, infraestructura productiva, vías de acceso, tecnología, comunicaciones y otros que dan como resultado una mejor condición de vida en el campo.

2019, séptimo año que el INSA protege a los cultivos de Bolivia

Durante la presente gestión, son más de 121 mil productores que han registrado 241 mil hectáreas de cultivos para su aseguramiento en 125 municipios del Estado Plurinacional de Bolivia. Los mecanismos para esta protección implican tres pasos consecutivos: i) registro de productores y cultivos, ii) aviso de siniestro y evaluación de afectación en campo y, iii) pago de indemnización en caso de pérdida significativa del cultivo. Actualmente la séptima campaña de seguro agrario se halla en pleno desarrollo, principalmente en la segunda fase: recepción de avisos y evaluaciones de campo.

La cobertura del Seguro Agrario alcanza a once cultivos considerados básicos dentro la seguridad alimentaria: papa, haba, maíz, trigo, quinua, cebada, avena, frejol, alfalfa, arveja y yuca, contra eventos climáticos como sequía, helada, granizo e inundación. Cada familia agricultora puede registrar hasta tres hectáreas de cultivos y, en caso de siniestro, se indemniza con Bs. 1.000 por hectárea perdida o severamente dañada. El pago de indemnización se realiza en actos públicos y en presencia de autoridades nacionales y locales, brindando de esa manera transparencia en la actividad.

A nivel internacional Bolivia es el país que ha desarrollado esta experiencia de seguro agrario para agricultura familiar a través de la administración directa, desarrollando conocimientos, estrategias y estadísticas reales de la siniestralidad en agricultura familiar. En ese marco paulatinamente se ha convertido en referente internacional, así lo confirman las apreciaciones de funcionarios públicos de Argentina y Paraguay que han visitado el país para conocer más sobre este modelo único en Sud América.

Avances en la modalidad comercial

La agricultura familiar y comercial son pilares de la soberanía alimentaria en Bolivia, por ello el INSA ha diseñado productos de seguro en la modalidad comercial junto a los productores agrícolas que requieren de este importante servicio para los cultivos de soya, trigo, caña de azúcar, maíz y cultivos en sistemas agroforestales, mismos que están siendo ajustados de acuerdo a sus necesidades y características productivas. Por otra parte, el INSA viene realizando las gestiones ante compañías de seguros, para su futura puesta en el mercado.

El Seguro Agrario es un engranaje más de una compleja estructura que el Gobierno ha desarrollado en apoyo al productor de alimentos en Bolivia.