INSA banner 2017

Asegurando la producción agrícola de Bolivia

El Seguro Agrario Universal "Pachamama" es una política de estado creada en la gestión del presidente Evo Morales Ayma, el año 2011 a través de la ley 144. Es un seguro completamente gratuito que ayuda a mejorar la vida en campo de los agricultores que trabajan menor cantidad de tierra y que pierden sus cultivos por eventos climáticos adversos.

El Instituto del Seguro Agrario (INSA) institución bajo tuición del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT), se ha convertido en un referente internacional debido a las características particulares e innovadoras que presenta este seguro agrario, entre ellas la administración directa por parte del Estado con plena y activa participación de gobiernos municipales y comunidades campesinas.

Dentro de los objetivos del INSA están: velar por la seguridad alimentaria de la familia productora boliviana, motivar la siembra renovada pese a la pérdida anterior por efecto del clima, estabilizar los precios en los mercados y evitar la migración o la desagregación familiar. La migración fue un problema histórico en Bolivia pero en los últimos años ha sido disminuida como efecto de la implementación de políticas estructurales de gobierno como son: disponibilidad de agua, infraestructura productiva, vías de acceso, tecnología y asistencia técnica, comunicación, servicios, sistemas de alerta temprana y otros; los cuales llegan hasta a los municipios más lejanos, constituyéndose en acciones directas para mejorar la vida en el área rural.

Cinco años atrás, el Seguro Agrario había iniciado sus actividades registrando 91 mil hectáreas; a la fecha, se tiene 316 mil hectáreas registradas en 140 municipios del territorio boliviano, beneficiando, hasta el momento, a 85 mil productores con indemnizaciones que superaron los 64 millones de bolivianos. En el futuro, el INSA prevé ampliar la cobertura hacia nuevos municipios que expresaron su interés en participar del seguro agrario y, asimismo, lograr la implementación del seguro comercial dirigido a fortalecer la agricultura en la región oriental de Bolivia. De esa forma se pretende llegar a superar el medio millón de hectáreas registradas en pocos años más.

Erik Murillo Director General Ejecutivo del INSA realizando indemnizaciones a productores damnificados