INSA banner 2019

CONVENIO INTERGUBERNATIVO OTORGARÁ SEGURIDAD FINANCIERA A PRODUCTORES DE TRIGO

Estos convenios intergubernativos permitirán el trabajo conjunto para la implementación del seguro agrario para la protección de inversiones en el cultivo de Trigo. Esta implementación implica la posibilidad que el Gobierno del Estado cofinancie parte del costo de la adquisición de seguro para cada parcela de trigo, de esta forma el riesgo inherente a sequía, inundación y viento será asumido en gran parte por el Estado a través de su transferencia a entidades aseguradoras que ahora dinamizarán sus actividades en el agro.

“Recordemos que el trigo es un producto estratégico en el país por la importancia que tiene en el consumo nacional que de acuerdo al INE llega a 78 Kg./per cápita. La producción nacional de éste cereal llegó a 240.923 toneladas para 2018, mientras que la demanda fue de 850.000 toneladas. Si bien este déficit en la producción es preocupante, la disminución de esta brecha, a través del incremento de la producción, se constituye también en un verdadero desafío y oportunidad para miles de compatriotas Bolivianos ligados a la cadena de agregación de valor de este importante alimento” señaló Erik Murillo Director General Ejecutivo del INSA.

Por su parte el gerente general de EMAPA, Ramiro Monje indicó que para esta institución la firma de este convenio es un hito muy importante porque permitirá brindar seguridad al agricultor e incentivar la producción del trigo en el país. “Con este seguro, el productor va a poder tener la oportunidad, inclusive de invertir más , poder arriesgar un poco más, eso es lo que necesitamos lograr romper la barrera y producir más trigo”, dijo.

El director del INSA, explicó que el abordaje del Programa Multisectorial de Fomento a la Producción de Trigo es integral y se puede resumir en acciones con efecto en corto, mediano y largo plazo. En el corto plazo, el seguro agrario pretende incrementar las inversiones en la producción de trigo, implicando ello la posibilidad de mejorar el uso de tecnología y por ende los rendimientos y la calidad; para el mediano y largo plazo: el programa impulsa la investigación en coordinación con entidades públicas, privadas y académicas: mayor rendimiento, tolerancia a plagas y enfermedades, resistencia a factores abióticos como el viento y la sequía, así como lograr una mejor calidad de grano.

Todo ello implica incentivos para la producción, mejorar rendimiento, rentabilidad y competitividad. En el mismo sentido, vincular el seguro agrario al crédito o a la provisión de insumos con pago diferido resulta altamente importante para precautelar la seguridad financiera: primero del agricultor y segundo de las entidades financieras y entidades proveedoras de insumos, así como entidades públicas que fomentan la producción de este alimento de primera necesidad como la EMAPA Y la EEPS.

Fotografías